Baby Shop

La tienda online para tu bebé

primera Navidad con tu bebé

3 consejos para la primera Navidad con tu bebé

Nadie tendrá ninguna duda de que todo en la vida es cuestión de ciclos. La llegada de un nuevo miembro a la familia es sin duda uno de los mejores momentos que puede vivir un hogar. El simple hecho de tener con nosotros a ese ser tan esperado y querido y que tanto depende de nosotros es motivo de alegría, responsabilidad y satisfacción. Pero la llegada de un bebé a casa también hará que los mayores cambien su ver de entender el mundo y recuperen la pasión por algunas cosas. Cosas que con el paso de los años habían ido perdiendo la magia y que ahora, de repente, recobran todo el significado. La ilusión por la Navidad es una de esas cosas por eso desde nuestra tienda de artículos para bebés te queremos dar unos consejos para disfrutar de la primera Navidad con tu bebé.

  • Si son las primeras navidades de nuestro pequeño toda la familia y amigos querrán un detalle con nosotros en forma de regalos. Esta saturación de objetos puede no ser buena para el bebé ya que terminará por no hacer caso a ninguno de ellos. Todos los juguetes para bebés serán bien recibidos así como esos objetos pensados en facilitar la vida de los padres. Pero una vez vistos estos se pueden y se deben guardar para usarlos en la época del año adecuada y siguiendo el crecimiento de nuestro bebé sin saturar a nuestro hijo y enseñándole también la importancia de valorar lo que tiene.
  • Tenemos que entender que aunque para los mayores sean días de celebración y fiesta los pequeños tienen que seguir manteniendo sus rutinas de sueño, descanso, comidas… Si son las primeras navidades de tu bebé él deberá ser consciente de la alegría y los días especiales que se viven en el hogar pero sin asustarle con demasiado estruendo y sobre todo respetando sus horarios y necesidades. Déjale que disfrute de las luces brillantes, los colores vivos, la alegría de la gente y la música pero, como todo, con saturación. Por ejemplo: si vas a la cabalga de reyes y él no quiere sentarse junto a un extraño… ¿le vas a obligar solo para poder hacer una foto?
  • Durante estas fiestas las emociones están a flor de piel y muchos echan de menos en la mesa a quienes ya no están con nosotros. La presencia de un bebé en casa tiene que ayudar a que comprendamos que se trata de un proceso vital inexcusable y que disfrutar de lo que tenemos ahora no significa apreciar menos a quienes se fueron. El bebé debe ver que se trata de un momento de unión y de felicidad familiar. Apartemos la tristeza y disfrutemos de esta nueva etapa.

Siguiendo estos consejos, con mucho sentido común y amor, cariño y respeto hacia nuestro bebé podremos hacer que la primera Navidad con tu bebé sea inolvidable.