Baby Shop

La tienda online para tu bebé

cosas de bebé

8 cosas de bebé que deberías conservar

Cuando nace nuestro bebé nuestra vida se pone patas arriba. Bueno, para ser más exactos cunado nos dicen que estamos embarazadas. Nos da la sensación de que estamos muy lejos de saber todo lo que nos gustaría saber cuándo llegue el momento. Y claro en esa vorágine en lo que menos pensamos es en el día de mañana, tenemos que vivir el momento. Por ello cuando pasan los años a muchas madres les surge una duda ¿por qué no guardaría…? ¿Qué hicimos con el…? Sustituyan los puntos suspensivos por aquel objeto relacionado con el embarazo o con el crecimiento de su bebé que ahora mismo les gustaría conservar. Por ello hoy desde Baby Shop queremos hacer una pequeña lista de objetos, de recuerdos de nuestro bebé que deberíamos plantearnos conservar.

Cosas de bebé a conservar:

Ecografía; ese primer momento en el que ves a tu bebé dentro de ti es mágico y lo recordaras para siempre. En papel o en formato digital será un bonito documento que enseñar a tu hijo cuando crezca.

Fotos: en la época actual no vas a tener problemas por tener pocas fotos de tus hijos… pero tener demasiadas puede tener el mismo efecto. Es una tarea complicada pero selecciona unas pocas, de momentos especiales o simbólicos y crea un álbum en papel o imprímelas y busca un lugar de la casa para ellas. Cuando tienes demasiado de algo en ocasiones es como si no tuvieras nada, recuérdalo.

Día de su nacimiento: Volvemos a las cosas de bebé únicas y que tienen un especial simbolismo. ¿Cómo recordaremos el día de su nacimiento? Esa pulsera que os pondrán en el hospital para evitar despistes con tu hijo es un objeto que aunque muchas veces tiramos tiene gran relevancia. Tampoco es mala idea compra un periódico, o varios, del día de su nacimiento. Nos ayudará a echar la vista atrás.

Ropa: Esos cachos minúsculos de tela que protegieron y acurrucaron a nuestro pequeño tesoro durante los primeros días de su vida son fabulosos recuerdos. Cuando crezca y lo vea le va a parecer imposible que esa fuera su primera ropa. Los primeros patucos, el gorrito y las manoplas entran en este apartado.

Restos: Otros objetos de la vida cotidiana de su bebé pueden simbolizar muy bien el paso de una etapa a otra del crecimiento. Así la pinza del cordón umbilical, el primer diente que se cayó, el chupete del que por fin renegó…

Huella: Guardar la primera huella del bebé se ha convertido ya en una tradición. Esa manita tan pequeña…. Como si fuera una estrella de Hollywood. Existen marcos para huellas de bebé que permiten luego decorar la habitación y ofrecen muchas combinaciones.

Objetos personales: ¿Hay un peluche del que no se separa nunca? ¿Ese juguete con una nana infalible incluso en los días más traviesos de nuestro hijo? Evidentemente esos objetos no pueden ir a la basura y tampoco deberían pasar como herencia a primos o amigos. Guárdalos, al fin de cuentas han hecho un buen trabajo ¿no?

Detalles: Cualquier pequeño objeto es digno de ser guardado si simboliza algo importante. Por ejemplo la vela de su primer cumpleaños cuando apenas podía soplar, o esa postal que escribió el padre para cuando mamá fuera al hospital, una hoja de las rosas que tu mejor amiga te mando, el primero de muchos regalos de los abuelos… ¿El papá o la mamá ha escrito un diario durante el embarazo? ¡Al baúl de los recuerdos todo!

Comentarios cerrados