Baby Shop

La tienda online para tu bebé

hijo lea
hijo lea

8 consejos para que tu hijo lea

Mañana es el día del libro y si el pasado martes recomendábamos varios libros que todo padre tendría que leer mientras espera su bebé hoy queremos centrarnos en la lectura infantil. Se trata de una de las grandes batallas de todos los padres con sus hijos. La lectura es fundamental para el desarrollo intelectual de una persona y por eso todos intentamos inculcar a nuestros hijos el amor por la lectura. ¿Pero cómo lograrlo?

Lograr que nuestro hijo lea puede ser tremendamente fácil o una tarea constante y titánica, veamos algunos consejos.

  • El primer paso, siempre se ha dicho es el ejemplo. Cuando ven a sus padres leer, disfrutar de los libros es más fácil que ellos quieran sentir lo mismo.
  • Establece una rutina de lectura, a tus hijos les encantará y les servirá para esperar con ansias ese momento donde sus padres le lean un cuento. Después de comer, antes de dormir, al despertarse… cualquier momento es bueno para leer con nuestros hijos
  • La lectura tiene que servir como nexo de unión y ayudarnos a crear un vínculo. No solo se trata de hacer una actividad intelectual, también de un momento de ocio familiar donde el bebé pueda disfrutar con sus padres.
  • Entiende cuál es el cuento favorito de tu hijo y repítelo tantas veces el quiera. Verás que su cara se ilumina, está disfrutando y está tratando de aprenderse la historia. A las pocas semanas verás cómo comienza a interactuar, colaborar en los diálogos o anticiparse a lo que le vas a contar.
  • Teatraliza, la lectura a un bebé no es solo literatura, también es teatro. Pon voces, levántate, haz gestos…. Imita al lobo y a los cerditos. Y haz que el niño participe contigo, que sople para derribar las casas de los cerditos. Leer es jugar y aprender.
  • Hazla amante de los sitios con libros. Coloca algunos de sus libros favoritos entre los juguetes para  bebes y sus cosas en la habitación. Que vea que los libros también son suyos. Con el también puedes visitar librerías y bibliotecas.
  • En cada momento y según crece el bebé debemos elegir el libro más adecuado, teniendo en cuenta sus gustos, le podemos llevar de compras y que él decida cuál le parece más atractivo. Si el libro es el de un personaje de televisión no pasa nada, aprovecha para que lea con él. Sus gustos (comida, televisión, deporte, animales…) es una buena de vincular la lectura con cosas que a tu hijo le encantan.
  • Por último y como resumen tenemos que lograr que la lectura para nuestro hijo sea algo positivo. No se puede tratar de un castigo ni de una obligación. Si se lo imponemos estamos poniendo la primera piedra para fracasar en el objetivo de que nuestro hijo odie la lectura.

Comentarios cerrados