Baby Shop

La tienda online para tu bebé

celebrar el día de la madre

La importancia de celebrar el día de la madre con nuestro bebé

Hoy me he levantado un poco reivindicativa, tengo que reconocerlo. Se acerca el día de la madre y como siempre que estamos ante una celebración de este tipo salen voces con aquello de “el cariño se demuestra todos los días” o “es un invento de los grandes almacenes” y no estoy de acuerdo. No, lo siento. Por eso voy a tratar de contaros por qué creo que es importante celebrar el día de la madre y más aún cuando tenemos niños pequeños en el hogar.

Lo especial que nos sentimos las madres es algo que no se puede explicar. Desafortunadamente es algo que muchas personas no podrán entender nunca. Ese vínculo tan íntimo, esa felicidad infinita al tener tu bebé en tus brazos, esa responsabilidad que es ya para toda la vida pero actúa más de impulso que de lastre. Ser madre es algo precioso y una amplia mayoría de las mujeres que lo han sido te dirán que es la mejor decisión de su vida. Para algunas mujeres incluso es algo necesario. Educar y criar a nuestro hijo puede ser más fácil o más difícil pero nunca saldrá mal.

Todas esas sensaciones son mucho más intensas cuanto más pequeño es el hijo. Si te encuentras en esta situación lo primero que debes recordar es que tú también eres hija y deberás felicitar a tu madre. A partir de ahora empezarás a comprenderla mucho mejor. Ya hemos hablado en otras ocasiones de lo importante que son las celebraciones (cumpleaños, navidad…) y hacer partícipe al bebé de ellas. Es cierto, tu hijo puede que todavía no sepa el significado de lo que se celebra el día de la madre pero si ve reunida a un montón de gente conocida, respira el ambiente de felicidad y se contagia.

Tu vena materialista seguramente estará diciendo algo así como “sí, pero me quedo sin regalo”. Nada más lejos de la realidad, sobre todo en el primer año. Artículos para bebé, ropa, juguetes inundarán tu casa pues más de uno se animará a tener un detalle con los nuevos padres. Igual hasta algún regalo es para tu uso y disfrute personal. Aquí juega un papel importante la pareja, normalmente el padre asume el papel hasta que se convierta en consejero y financiador de los regalos que tu propio hijo elija de aquí a unos años. Y si la cosa se complica siempre puedes darte un caprichito e ir con tu bebé a disfrutar de eso que llevas tanto tiempo retrasando.

En resumen una jornada donde las emociones y los sentimientos están a flor de piel, una fecha para hacer balance y reflexionar pero sobre todo un día para disfrutar en familia.

Comentarios cerrados