Baby Shop

La tienda online para tu bebé

bibierón

Preparar un biberón: guía para novatos

Muchas veces en la vida la sociedad da por que parecen obvias pero no lo son tanto. Pongamos que estas esperando tu primer hijo, seguramente nunca hayas preparado un biberón, ni tan si quiera te hayas planteado como se hará. Pero ahora el bibe va a ser una especie de extensión de tu mano, durante meses y te encuentras algo perdido. Según a quien preguntes igual hasta se ríe pero no, nadie nace enseñado por eso hoy repasamos en esta guía práctica los pasos fundamentales para preparar el biberón a nuestro bebé.

El biberón paso a paso.

Limpieza: Sabiendo que es algo que va a estar en contacto con la boca de nuestro bebé mantener limpio y saludable el biberón será nuestra primera misión. No basta con lavarlos con agua y jabón como hacemos con los utensilios de los mayores, es necesario esterilizarlo. Lo tradicional es meterlos durante 5minutos en agua hirviendo para eliminar las bacterias. La higiene personal (manos limpias) y de la cocina también es fundamental. Afortunadamente hay esterilizadores de biberón con capacidad para varios bibes que nos facilitan en el trabajo.

Agua: Se trata del siguiente paso, el agua. La recomendación es comprar agua embotellada, de mineralización débil. Afortunadamente las marcas nos facilitan el trabajo con etiquitas que nos indican cuál es la adecuada para la alimentación del lactante. Si el agua es del grifo debemos hervirla. Echamos la cantidad indicada en función de la edad del bebé y la toma, aquí manda el pediatra.

Acudimos al bote de leche en polvo, normalmente traen una cuchara y desde hace un tiempo están diseñados de tal manera que no necesitamos una cuchara para hacer rasante. Vertimos en el biberón la cantidad adecuada de leche en polvo. La proporción habitual es una cuchara cada 30 ml de agua.

Mezclar: Entonces el momento de agitar y mezclar la leche en polvo con el agua. Cuando lo tengamos listo y antes de dárselo a nuestro bebé es fundamental comprobar la temperatura del mismo. La muñeca es de entre las partes sensibles de la piel de los adultos la que tendrás más a mano para echar unas gotas y comprobar que todo está ok.

Ahora solo nos queda encontrar una postura en la que estemos cómodos y seguros al igual que nuestro bebé. La toma durará algo menos de 15 minutos y será tu hijo quien marque el ritmo. Las tetinas cambian en función de la edad permitiendo mayor o menor chorro de leche. Unas palmaditas en la espalda para expulsar los gases y listo. El biberón con nuestro bebé ha sido todo un éxito.

Comentarios cerrados