Baby Shop

La tienda online para tu bebé

lamparas de compañía

¿Cuánto, cómo y dónde duerme un bebé?

Sin duda alguna la noche es el momento más intenso para todos los padres, esa parte del día en la que perdemos a nuestro bebé de vista y no le dejamos bajo el control de nadie. Cualquier ruido nos despierta sobresaltados y el run run en nuestra cabeza de los primeros días se va suavizando pero nunca deja de existir. Por eso hoy desde Baby Shop vamos a resolver algunas de las dudas principales ¿qué pasa cuando duerme nuestro bebé? ¿Cómo podemos ayudarle a conciliar el sueño? ¿Qué podemos hacer para que los padres también durmamos tranquilos?

Durante los primeros meses de vida será nuestro hijo quién marque los ritmos de toda la familia y poco podrás hacer. Dormirá y comerá cuando lo necesite. Verás interrumpido tu noche al menos una o dos veces solo para la toma. Pese a todo puedes ir empezando a crear unos hábitos de sueño. Entre los más usuales el baño antes de dormir, algo menos de comida para que descanse mejor o una cena relajada sin televisión ni canciones. Además trata de acostumbrarle a echarse la siesta a la misma hora y en el mismo sitio, despiértalo a la misma hora… pero sobre todo ármate de paciencia.

Según el bebé va creciendo sus hábitos se van consolidando y cada vez pedirá alimentación menos horas por la noche. Los expertos afirman que a partir del medio año muchos bebés son capaces de dormir 8 o 10 horas seguidas. Aprovecha esas horas en las que el bebé todavía descansa para hacer tus cosas, estudiar o las tereas del hogar.

En sitio donde duerme el bebé también es fundamental tenerlo lo más adaptado posible para sus necesidades. Un temperatura adecuada en torno a los 22 grados, arropar al bebé para que no se quede frio ni aunque se mueva y evitar sonidos y ruidos. ¿y la luz? Una gran duda que a todos los padres les ha surgido alguna vez. Normalmente los niños suelen tener miedo a la oscuridad (no es de extrañar pues a los mayores tampoco nos apasiona) ¿Cómo podemos solucionarlo? Una de las mejores ideas para que nuestro hijo se quede solo durante la noche en su habitación sin pasar miedo son las linternas para bebés o lámparas de compañía. Se trata de divertidos objetos (atrás quedó ya aquellos horribles enchufes redondos con luz anaranjada) que decoran la habitación y tranquilizan al bebé. Además los nuevos diseños permiten que se usen como linterna para sus paseos nocturnos, por ejemplo a los baños. Sin cables ni enchufes, con toda la seguridad para dejarlos  a solas con tu bebé.

Comentarios cerrados