Baby Shop

La tienda online para tu bebé

Bebés en la playa

Bebés en la playa, 3 recomendaciones básicas

Pues por fin, estamos de vuelta a tope. Como los que nos seguís en redes sociales sabéis las últimas semanas han sido fiesta en Soria y por eso llevamos más días de la cuenta sin actualizar. Pero ya volvemos a estar aquí, a tope y con las pilas cargadas para seguir hablando de ese mundo que tanto nos apasiona; el de los bebés.

Esta semana la vamos a dedicar a los bebés en la playa, hoy haremos una serie de recomendaciones generales para poder disfrutar en familia del veranito dándonos un chapuzón y el miércoles recomendaremos varios juguetes para bebés y juegos con los que poder divertirnos juntos, ya sea en la arena o en el agua.

Recomendaciones para disfrutar con los bebés en la playa

Olvídate de todo lo que conoces: esos viajes tranquilos, con tus amigos o tu pareja, sin prisas, a vuestro aire… eso y no existe. Ahora las vacaciones van a ser diferente, eso no es nada malo pero si tienes que ser consciente de que las cosas van a cambiar.

Protegeros del sol: Ya hemos hablado mucho de lo importante y sensible que es la piel del bebé por ello hay que guardarla mucho de los rayos de sol. Si el bebé tiene muy pocos meses no es recomendable llevarlo pero a partir del medio año ya puedes ir con tu bebé a la playa, eso sí evita las horas centrales del día (desde las 11 a las 5 de la tarde). No te olvides de la crema solar para tu bebé y de ponerlo siempre a la sombra para evitar que le den los rayos del sol de manera directa, con un gorrito y ropa cómoda.

¡Al agua!: Llega el momento de meter a nuestro al agua, que para eso lo hemos traído, para que conozca esa fantástica sensación. Lo primero debemos controlar que el agua se encuentra a una temperatura adecuada, si está muy fría es mejor dejarlo para otra ocasión. Comenzaremos metiendo los pies, y dándole agua en las rodillas, manos y nuca. Poco a poco en los pliegues de su cuerpecito vamos ajustando su temperatura corporal. Obviamente hay que tenerlo siempre, siempre, siempre vigilado y cuando salgamos del agua secarle bien y cambiarle de ropa.