Baby Shop

La tienda online para tu bebé

belly flop

Un Belly Flop por los bebés prematuros

Seguramente os acordaréis del reto del cubo de agua helada o ice bucket challenge que se convirtió en viral hace dos veranos. La campaña pretendía recaudar fondos y trasladar al foco de los medios la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Aquella campaña fue un éxito brutal tanto en recaudación – permitiendo realizar importantes descubrimientos científicos –  como en repercusión mediática pues participaron muchos famosos y se hizo viral.

Pues bien, algo parecido se está intentando impulsar este verano desde High Risk Hope una fundación impulsada por unos padres que tuvieron un bebé prematuro y que pretende impulsar las investigaciones en este campo para aumentar el porcentaje de éxito en parto de estos tipos y evitar el mayor número de lesiones a los bebés prematuros.

Belly Flop en los medios

https://www.youtube.com/watch?v=kOm5BB8nvyU

El reto, el Belly Flop (planchazo en inglés), consiste en lanzarse en plancha o “de barriga” a la bañera mientras te graban con el móvil para luego poderlo subir a las redes sociales. Como hace dos años para completar el reto el planchazo debe ir acompañado de una donación que se usará para que los hospitales estadounidenses pueden tener unos mejores equipamientos para atender partos prematuros.

https://vimeo.com/168842004

La Organización Mundial de la Salud define un parto como prematura aquel que se produce antes de las 37 semanas de gestación. Cada año nacen unos 15 millones de bebés prematuros de los cuales la mayoría nacen en el África subsahariana y el Asia meridional. El parto prematuro puede ser de manera espontánea o provocada ya sea de manera voluntaria o involuntaria.

Uno de los principales problemas de este tipo de nacimientos es que son imposibles de predecir ya que se desconocen que causas los provocan. Por ello la investigación y la preparación tanto humana como técnica de los hospitales es tan importantes. Como todos los embarazos los riesgos aumentan en mujeres adolescentes, con enfermedades crónicas, estrés o consumo de sustancias.

La cara más triste de la historia y la que evidencia las injusticias de nuestro mundo es que en los países ricos las posibilidades de supervivencia son cercanas al 90% mientras que en los países del tercer mundo solo se salvan aproximadamente uno de cada diez. Los niños prematuros no están totalmente formados por lo que pueden sufrir problemas para respirar y sufrir otras complicaciones como infecciones. Los que sobreviven pueden enfrentarse a discapacidades físicas o neurológicas o problemas de aprendizaje.

Desde Baby Shop os animamos a todos a apoyar, cada uno a nuestra manera y dentro de nuestras posibilidades a las familias que sufren un embarazo prematuro.

Comentarios cerrados